ATENCIÓN: CLICK AQUÍ PARA DESCARGAR EL PROYECTO DE EDUCACIÓN INTEGRAL DE LA SEXUALIDAD

Desde el 4 de Octubre del 2006, rige la ley 26.150, por la cual se crea el Programa Nacional de Educación Sexual Integral-(ESI). La misma reconoce a todos los educandos el derecho a recibir educación sexual integral (art.1) y señala la realización obligatoria(art.5) de acciones destinadas a los educandos del sistema Educativo Nacional, que asisten a establecimientos públicos de gestión estatal o privada, desde el Nivel Inicial hasta el Nivel Superior de formación Docente y de Educación Técnica No Universitaria(art.6).

En Mayo del 2008, la XlV Asamblea federal de Educación aprobó los lineamientos Curriculares Básicos para la ESI.

El Marco legal actual dispone que toda comunidad educativa elabore un proyecto institucional de ESI.

Es fundamental que las escuelas, a la hora de elaborar su proyecto institucional tengan en cuenta el art.5 de la mencionada ley 26.150 que dice “…Cada comunidad educativa incluirá en el proceso de elaboración de su proyecto institucional, la adaptación de las propuestas a su realidad socio cultural, en el marco del respeto a su ideario institucional y a las convicciones de sus miembros.”

Toda comunidad educativa tiene que tener muy presente que la educación de los hijos, sobretodo en temas vinculados a la vida humana, el amor y la sexualidad, es competencia indeclinable de los padres, por lo que el principio de subsidiariedad y de subordinación deberán ser siempre observados.

Movidos por esta necesidad de formar educadores íntegros y competentes, la Junta Regional de Colegios Católicos desde el año 2008, realiza Jornadas Diocesanas de Educación para el Amor y la Familia, generando espacios de capacitación y reflexión para los Directivos, docentes, alumnos y padres en el marco de la implementación de dicha ley. Y todos los temas que atañen a la persona y a su crecimiento Integral.

 

Objetivos del Departamento.

 

  • Conocer y asumir su “lugar educativo” como cooperadores de los padres en la educación.

 

  • Capacitar en el conocimiento de las distintas dimensiones que hacen a la sexualidad y cómo se integran en la unidad de la persona.

 

  • Tomar conciencia de la actitud personal ante la sexualidad y la educación para el amor, tanto para su vida como para llevarlo a las aulas.

 

  • Capacitar en la actitud de lograr ámbitos de confianza para un correcto diálogo con alumnos en cuanto a los temas de sexualidad.

 

  • Que se abran al misterio profundo de la Vida y el Hombre como sujeto originado en el Amor de Dios y llamado a vivir en Comunión, comprometiéndose en estos temas, para lograr una sociedad más justa y más humana.